Registros civiles en España

Los registros civiles en España son de carácter público y su objetivo es hacer constar de forma oficial, todos los hechos y los actos que implican el estado civil de todos los ciudadanos. Se trata de datos como nombres y apellidos, el sexo, la nacionalidad, información en cuanto al nacimiento, defunción y la filiación.

registros civiles en españa

 

Este registro es único de forma institucional y depende de la Dirección General de los Registros y del Notariado del Ministerio de Justicia, su nacimiento se halla en el año de 1870. El primer registro civil solo funcionaba para las poblaciones medianas y grandes, de igual forma, las primeras anotaciones comenzaron el 1 de enero de 1841, pero el registro actual inició el 1 de enero de 1871.

 

Esto fue promovido por la Ley Provisional 2/1870 del 17 de Junio del Registro Civil y del Reglamento para la ejecución de las leyes de matrimonio y Registro Civil. Esta normativa contemplaba que todos los municipios debían crear un registro para inscribir los datos del estado civil de cada uno de los españoles y quien presentó la ley fue Eugenio Montero Ríos, quien era el Ministro de Gracia y Justicia.

Secciones del registro civil

Ahora bien, la normativa vigente hasta el 2014 divide el registro civil en 4 secciones, cada una corresponde a un libro diferente, uno de ellos es el de nacimientos y general, el segundo es el de matrimonios, el tercero tiene que ver con las defunciones y el último es sobre las tutelas y representaciones legales.

El libro más importante es el de nacimiento, ya que implica toda la vida jurídica de cada ciudadano y cada uno tiene su propio registro individualizado. Con respecto a los tipos de asientos inscribibles, destacan el de inscripciones, el cual tiene la eficacia probatoria, puede ser principales en folio o marginales que corresponden a folio abierto.

En segundo lugar las anotaciones, son notas que dan información pero carecen de valor probatorio, el último tipo son las notas marginales que hacen referencias entre los libros. Por otra parte, el registro civil funciona como una herramienta publicitaria de los estados civiles para las personas del grupo social, interesadas en constatar.

A la hora de solicitar las certificaciones hay varias formas, una de ellas es acudir personalmente a las oficinas, otra opción es a través del envío de un correo postal proporcionando los datos respectivos y finalmente, a través de la web en la sede electrónica, es necesario llenar un formulario, quienes requieran de estas solicitudes pueden ingresar a registrocivil.pro.

El registro civil es público

Es decir, que el registro es público para los interesados quienes solicitan los diversos certificados, pero hay algunos casos que son excepciones y sólo se informa a la persona directamente involucrada y otras solo con autorización judicial, estos casos son la filiación no matrimonial, causas de nulidad matrimonial, divorcio, adopción, suspensión de patria potestad y cambio de sexo.

Es importante destacar, que hay tres tipos de registros, los municipales, los consulares que los dirigen los cónsules de España en el extranjero y el Central, el cual depende de la Dirección General.

Deja un comentario