Una opción para eliminar los tatuajes

Los tatuajes se han convertido en una tendencia muy seguida, cada vez es más común encontrar personas con sus pieles decoradas con una infinidad de diseños y motivos, los tatuajes cada vez son un poco más aceptados y esta es una verdad innegable. Pero al mismo tiempo, una gran cantidad de personas se arrepiente de llevar estos dibujos en su piel.

En el pasado, quienes se arrepentían de llevar estas marcas no tenían opción y debían permanecer así por el resto de sus vidas. Ahora, la realidad es otra, pues la situación ha cambiado y existen alternativas para deshacerse de estas marcas.

Una de estas herramientas es el Láser Q-switched, este tiene la capacidad de fragmentar el pigmento o tinta que es absorbida por el organismo, convirtiéndola en partículas diminutas que desaparecen de forma gradual con el paso del tiempo, sin tener que causar daños en el tejido.

Todo es a través de la emisión de pulsos en tiempos diferentes, esta diferencia favorece la eliminación de dicha tinta. En suma, los riesgos de tener cicatrices o sufrir de hipo pigmentación en la piel son mínimos.

Cabe destacar que este tratamiento logra mejores resultados cuando se trata de tatuajes con colores oscuros como el negro y el azul, cuando la marca en la piel es de color verde, celeste, naranja claro, café o púrpura es más complejo y requiere de más sesiones.

Asimismo, los tatuajes realizados de forma profesional suelen tener más resistencia, ya que la tinta queda profunda en la dermis y se usan muchos colores. Con respecto a los tatuajes de aficionados, necesitan menos sesiones de láser, pues las tintas suelen ser superficiales y esparcidas. También es importante destacar, que el tratamiento se lleva a cabo en varias sesiones y cada una implica 10 días de recuperación.

Deja un comentario