La importancia de visitar anualmente al ginecólogo

Una de las cosas primordiales en las mujeres al comenzar su vida sexual es realizar una visita anual al ginecólogo, misma que permita verificar a través de una citología que todo marche bajo control, pues los órganos reproductores de la mujer son propensos a sufrir infecciones y diferentes tipos de lesiones.

Estos exámenes son de vital importancia, entre otras cosas para descartar la presencia del virus del papiloma humano (VPH) pues es un enemigo silencioso, que muchas veces no presenta síntomas o muestra cambios en la piel pero que suele desencadenar en terribles consecuencias.

Las estadísticas españolas refieren que uno de cada diez casos de cáncer en la mujer está relacionado justamente con este virus, siendo el responsable de la totalidad de los tumores del cuello uterino, del 90% de los tumores que se puedan presentar en el ano y del 70% en la vagina. Algunos estudios apuntan que anualmente causa 52 mil casos de cáncer en toda Europa.

Los ginecólogos y especialistas han coincidido que la infección sexual más frecuente en todo el mundo, mismo que ha llevado a establecer el 4 de marzo como el día internacional de lucha contra el VPH.

Es tan grave la penetración del VPH que se calcula que entre el 75 y el 80% de la población mundial sexualmente activa sufrirá de esta infección en al menos una oportunidad durante su vida.

Existen casos o tipo de VPH donde la infección es transitoria, razón por la cual no presenta síntomas evidentes ni tampoco deja secuelas, sin embargo entre 10 y 15% de los casos, la infección puede persistir y de no ser tratada a tiempo puede dar a lugar a algún tipo de cáncer.

El VPH se transmite por contacto sexual independientemente de que haya penetración o no, que no afecta únicamente a mujeres sino que en los hombres está asociado al 40% de los casos de cáncer de pene.

Deja un comentario