La importancia de consumir Omega 3 cuando estamos embarazadas

Nos cuidamos la apariencia física, es nuestra condición natural, somos coquetas desde antes de nacer, es por ello que vivimos en el gimnasio para conservarnos no solo en lo físico, sino en la salud; hacemos dietas, cuidamos la piel, el cabello, las manos, los pies, en fin dedicamos mucho tiempo a nuestra apariencia personal.

Pero esa preocupación se despide de nosotras cuando vamos a  nuestro ginecólogo y este después de unos exámenes nos comunica que estamos esperando un bebé, a partir de ese momento el panorama cambia abruptamente de panorama, ahora la dedicación no es a la esbeltez de  figura, sino en cuerpo y alma a ese ser que nos cambiará la vida.

Una vez enterada de esta nueva etapa de nuestra vida, nos abocamos a encontrar la mejor manera de traer a este mundo a un ser sano y salvo, así comenzamos la ingesta de alimentos y medicamentos que desde nuestro cuerpo sustenten la vida de esa  vida que tenemos dentro.

El omega 3 aliado del embarazo

Son muchos los medicamentos que coadyuvan en la formación del niño dentro del vientre materno, pero nos vamos a detener en el Omega 3, el cual aporta beneficios extraordinarios en ese periodo de gestación.

Por ejemplo este componente por ser un ácido graso esencial, tiene múltiples funciones dentro de nuestro organismo, trabajando como antinflamatorio y antioxidante, por lo que es recomendable consumirlo de manera regular. La dosificación recomendada, es de aproximadamente 2 gramos diarios para durante los seis primeros meses, e ir incrementándola bajo supervisión médica,  durante el tercer trimestre del embarazo

El consumo del Omega 3 ayuda entre otras cosas a fortalecer el desarrollo cerebral del bebé y por consiguiente a las funciones cognitivas y neurosensoriales, así como también ayuda a desarrollar su el sistema nervioso y la salud visual.

Por otro lado, en nosotras reduce considerablemente las posibilidades de sufrir preeclampsia e incluso disminuye las posibilidades de un parto prematuro. De igual forma nos ayuda a controlar la depresión que nos afecta durante el embarazo, mejorando  nuestro estado de ánimo.

Deja un comentario