El embarazo y sus peculiaridades

El embarazo es una de las etapas de mayor relevancia en la vida de toda mujer y genera un impacto muy importante en su vida, en la mayoría de los casos marca un antes y un después. De cualquier forma es una experiencia única, pues representa el regalo de dar vida y amor.

Asimismo, el embarazo no es una etapa sencilla, va acompañado de un gran número de cambios a nivel físico y emocional, los cuales pueden hacer que las futuras madres cambien hasta su forma de pensar y asuman diferentes y nuevas perspectivas.

Ahora bien, además de los cambios físicos este periodo en la vida de toda mujer también representa un conjunto de incomodidades, una de las más resaltantes son los Gases en el embarazo, los cuales se pueden presentar tanto en las primeras semanas como varios meses después. Incluso, son muy pocas las mujeres que pueden verse libres de este tipo de molestia.

Al respecto, los gases se forman en el aparato digestivo cuando se ingiere aire y cuando las bacterias en el intestino grueso descomponen la comida. Asimismo, durante el embarazo están relacionados con las molestias digestivas típicas de esta etapa, junto a los cambios hormonales y también el aumento del tamaño del bebé, ya que genera presión en el estómago e intestinos haciendo que la digestión se torne difícil y conforme avanza la gestación la situación empeora.

Cabe destacar, los gases no afectan al bebé, no tienen algún impacto negativo en él, a menos que la madre deje de alimentarse correctamente por causa de los mismos, en este caso si habría consecuencias que afectarían su desarrollo.  

Por otra parte, hay formas de evitar los gases en el embarazo, por ejemplo comer despacio, evadir comidas copiosas, evitar alimentos que generan gases, así como con alto contenido de grasa y azúcar y garantizar la evacuación regular, una vez culmine el embarazo todo volverá a la normalidad.

Deja un comentario