molestias-en-el-pecho-durante-la-menstruacion

Molestias en el pecho durante la menstruación es normal

Salud

Las mujeres experimentan dolores en la zona del pecho cuando se está menstruando, dicha sensación pone inquieta a más de una y hace que acudan al especialista para ser examinadas para prevenir consecuencias mayores. Pero se tiene que estos dolores son totalmente normales en este proceso de menstruación.

Los especialistas explican que la causa de tener esas sensaciones de dolor en el pecho se debe a que la piel de esa zona se encuentran una gran cantidad de receptores que son muy sensibles, hasta se puede llegar a decir que más que todos los existentes.

Específicamente la zona del pezón paralelamente con la areola es totalmente sensible a la presión y a las temperaturas que pueden ser el frío o el calor.    

Existencia de tres tipos de dolor mamario

Los expertos médicos expresan que existen tres tipos de dolor mamario que son denominados clínicos, no clínicos y extra-mamarios. Se tiene que el dolor clínico es uno de los más frecuentes o comunes y están ligados a los constantes cambios hormonales que experimentan las mujeres.

Es importante destacar que el tener molestias o dolor en dicha zona es totalmente normal en el proceso premenstrual, esto es debido al crecimiento de los niveles de prolactina o pueda ser por un pequeño desequilibrio de los estrógenos o progesterona. Estos dolores se pueden evitar aplicando una dieta disminuyendo el consumo de alcohol, cafeína y grasas saturadas.

El otro tipo de dolor mamario es el denominado el no clínico, este se presenta de forma muy constante y únicamente afecta a un solo pecho. Su tiempo de duración varía, puede ser de pocos minutos o se puede prolongar varios días y se puede localizar con facilidad.

Este tipo de dolor puede ser producido por la existencia de algún tipo de nódulo en la mama o también por otros diferentes padecimientos que pueden ser por prótesis, procesos inflamatorios, entre otras.

El otro dolor tiene como nombre extra-mamario, este puede ser de origen muscular, del costal o puede estar involucrado con escoliosis o con posibles problemas localizados en la columna lumbar. En este caso se debe realizar un diagnóstico exhaustivo por parte del especialista.